sábado, 18 de septiembre de 2010

Un paraíso llamado Matucana



Matucana es el recuerdo más hermoso que guardo de ella y ahora lo sé. Las brisas de otoño anunciaban los primeros días de abril, se acercaba su cumpleaños. Ella no quiere fiestas en conocidas discotecas, reuniones en su casa, ni incomodas cenas en presencia de sus padres; lo único que desea la niña de ojos tristes, es poder irse de viaje con sus dos mejores amigos y su novio. Le ha pedido insistentemente a su madre que la entienda, que la deje ir bajo el juramento que durante el viaje, ni nunca, dormirá conmigo.

La noche anterior al viaje no pudo dormir, estaba nerviosa, emocionada, dando vueltas en su cama, se imaginaba como será su viaje. Miro las maletas que le habían tomado horas empacar, mientras caía bajo los brazos de Morfeo. Soñó con un carro en tonos azules, un chico con laureles en los tallarines, frases de amor, recuerdos inexistentes que se almacenarán en su hipófisis; mientras él, roza sus manos libres en su cuello. Ella deja caer su cabeza sobre su hombro, sus manos abrigan las suyas, entre cabras, vacas y un iglú, se dejan enternecer bajo un cálido y tierno beso, mientras Jennifer y Julio contemplan el paisaje con nubes verdes y un sol radiante, muy parecido al de los teletubbies. Hablo mientras dormía y ese día no fue la excepción, dejo escapar un par de risas, mientras besaba uno de los pocos peluches que él le regalo. Su celular suena, es un mensaje. Lee y sonríe.

Por otro lado, él está en su cuarto conversando con su madre, contándole que aquel fin de semana, se irá a un club con los amigos de su novia, sabe que no le dice la verdad, en realidad se va una provincia de Lima, si sabe la verdad podría darle un patatús. No quiere preocuparla, sin embargo, tiene que escucharla y tragarse todo su sermón, que puede extenderse más de lo deseado. Lo ayuda a hacer sus maletas, le da un beso, y a los pocos minutos le trae un vaso de leche con galletas de animalitos, tal vez ella aún lo sigue viendo como un niño, lo cual puede ser malo, en el futuro.

En su cama, todavía piensa cómo convencer a su novia de quedarse en Lima, bailar toda la noche del viernes y llevarla a cenar el sábado y no ir a un pueblito olvidado por citadinos como él cree. Pero ella, cuando algo se le mete a la cabeza, no hay nada que la haga cambiar de parecer. Le manda un mensaje de texto. “feliz cumpleaños ovejita. Te amo”. Minutos más tarde cayó presa del cansancio y el sueño.

El día siguiente, con todos los nervios recorriendo cada átomo de su cuerpo mientras se dirige a casa de su amada, hay algo que lo perturba, es la otra madre, la que puede llegar a ser su suegra, camina lento pero seguro. Mira su reloj, aun es temprano, la llama, la saluda. Le dice si cree que es conveniente llegar ahora, ella dice “no hay problema”.

Ella sentada en el sofá con Julio, su confidente incondicional, mejor amigo, brazo derecho, el hermano que siempre quiso, el chico perfecto, ideal y tal vez su novio si no fuera gay. Conversan de Matucana, el viaje, su madre, el chico que le gusta y sobre mí, ambos ríen. Ella espera impaciente que él llegue.

Él está parado frente a su puerta, los nervios se apoderan de su cuerpo, le teme a su madre y como no hacerlo. La primera impresión que tuvo de él, fue que era un chico “inseguro, inmaduro y culpable de antemano de toda lágrima que le causara”, no se equivoco.

Ella llevaba un bivirí turquesa, un pantalón rasta y unas horribles zapatillas blanquiazules. Por su parte, él vestía un buzo negro, una polera de igual color con mangas grises y tenis azules. Cuando se vieron, se dieron un fuerte pero corto abrazo, se regalaron un par de risas. Sentados los tres esperaban a la tardona de Jennifer para partir rumbo a Matucana.

Cuando Jennifer hizo su aparición, todos nos pusimos de pie, la hora había llegado. Ella llamó “¡¡Mamá, ya vino Jenny, ya nos vamos!!”. De pronto unas fuertes pisadas descendieron las escaleras, era su madre, traté de buscarla con la mirada para poder saludarla, nunca me la dio, todo el tiempo se dirigió hacia Jennifer y Julio, y si era para mí, lo hacía en tercera persona.

Ella, la dueña de sus sueños, calmó las aguas. Nos despedimos de su madre, mientras esperábamos al papá de Jennifer. Subimos al taxi de su padre, por los nervios me quedé atrapado entre la puerta con mi mochila, todos rieron, hasta su madre que al mirarme, también miro al cielo, pensando “dios, cuida a mi hija que este chico no puede cuidarse ni así mismo” Luego exclamó “¡¡ Te voy a llamar más tarde ah… Ten prendido tu celular”.

Saludamos al padre de Jenny, un señor criollo, canchero y amigable, sin pelos en la lengua preguntó si yo era el novio de la cumpleañera, asentí con la cabeza. Me dijo “no estés nervioso, mi suegra a tu edad, me tenia igual, en raya”. Atiné a reírme, cogiendo fuerte la mano de mi novia, quizás de los nervios de haber sobrevivido al encuentro con su madre.

Veinte minutos más tarde, nos dejo cerca del terminal de buses, subimos al bus, ella se sentó conmigo. Julio con Jennifer, ya no había marcha atrás, quedaban Lima, sus prejuicios, sus problemas, los de antes, ahora éramos otros, no nos escondíamos, ni disimulábamos nuestro amor. La abracé con mi brazo izquierdo, mientras ambos mirábamos la ventana.

Él pensaba en sus amigos, su hermano y su madre. Ella lo besaba y se quedaba dormida en su hombro, todo era como lo había soñado. Los edificios, las casas, las aceras, todo se el paisaje se iba transformando en campo, montañas y animales.

Todos bajaron en Chosica, para comprar provisiones para el resto del viaje. Cuarenta minutos más tarde, llegaron a Matucana, los recibió una brisa helada, característica de la sierra. Mientras ella habla que escogió aquel lugar, pues es perfecto para los deportes de aventura y la naturaleza. Él no parecía estar muy cómodo pero lo hacía por ella. Se alojaron en el hostal “Pase Usted”. Dejaron sus cosas, se dirigieron a recorrer el pequeño pueblo, mientras los enamorados discutían si pasarían la noche juntos. Ella le prometió a su madre que no, él no quiere dormir con Julio, promete respetarla si ambos duermen juntos.

Horas más tarde, en un restaurant muy cerca de la plaza central del pueblo, cenaban todos juntos. “hay que comer algo típico” decía la cumpleañera, su novio, pidió pollo broster, ella pareció molestarse, “eso también puedes comer el Lima”, replicó. “No me gusta el cuy, y nada de esas cosas”, dije. “Bueno como quieras”, dijo. Al final ordenaron lo mismo. Con la barriga llena, se dirigieron al único pub- karaoke del pueblo. Bajo la influencia de algunas copas, se armaron de valor, soltaron algunos gallos en nombre de Fito Páez, Julieta Venegas, Alejandro Sanz, Shakira, y cuanta canción les pusieran. Cuando él le pregunto al dueño del lugar, que había para divertirse, dijo: “Hay un quinceañero, todo el pueblo estará ahí, si quieren pueden cambiarse e ir”, viendo nuestras fachas, optamos, por regresar al albergue, compramos dulces, chocolates, galletas, papitas y chizitos. Preparamos el terreno, para una noche de historias de terror, ella parecía asustarse del todo, él la sujetaba con fuerza, le daba besos en la mejilla, aunque se divertía viéndola asustada. Julio contaba grandes historias de fantasmas, demonios, y extraterrestres. Que no parecían causarme ningún efecto, hasta que la lluvia y los rayos nos aterro a todos y gritamos. Nos tocaron la puerta y nos asustamos aún más. Eran nuestros vecinos de cuarto que nos pedían más silencio. Ya con la noche puesta y sin televisión, sin historias, decidimos dormir. Ambos pasarían la primera noche juntos; sin embargo, Jenny y julio dormirían al costado de ellos. El largo viaje cobró su primera víctima. Él miraba a su pequeña princesa mientras dormía y observaba sus dulces ojos cerrados, y pronto pudo dormir, tenía ganas de deslizar sus manos y explorar su cuerpo, se lo había prometido, no haría nada, mientras todos dormían, él tuvo una pequeña pesadilla y se levanto asustado, luego unas pequeñas gotas cayeron en su faz, el techo tenía agujeros, cuando logró conciliar el sueño nuevamente, su novia, su princesa, despilfarraba pequeños gases, que lo asustaron aún más, quería despertar a Julio que escuche lo que él olía. Pero no lo hizo, y después de todo, la abrazo y durmieron juntos.
La mañana siguiente, todavía con mucho sueño, por la mala noche de ayer, decide quedarse en cama, ella lo obligó a despertarse a almohadazos aunque, lo mejor fue que al despertarse, la vio a su lado.

Desayunaron pan, jamón, frugos, y algunas manzanas. Todos se bañaron individualmente, a excepción de Julio, que sostenía la sucia idea, de que bañarse para sudar, es una pérdida de tiempo. Aún el novio no tenía idea que escalaría un cerro con depresiones mortales. Una vez camino al cerro, luego de una caminata de una hora, él no podía más, estaba asustado, nervioso, bajo la mirada molesta de Jenny, Julio y su novia. Pero si la subida era difícil, la bajada lo fue el doble.

Bajo la presión de Jennifer, experta en conseguir lo que quiere, el novio, escaló depresiones, quebradas y dos puentes. Una vez en la cima, alzó los brazos, beso a su novia y se sintió todo un ganador “lo hice, lo hice”, replicaba. Todos le dieron un fuerte apanado. Contemplaron como lucía el pequeño pueblo desde las alturas.

Con la mano izquierda sostengo un cigarrillo a medio consumir, en la otra sostengo un folleto de Matucana, testigo mudo del paraíso de nuestro amor. En sus hojas, esconde nuestras historias, risas, besos y abrazos. Quizás nunca he sido tan feliz lejos de casa. Aquel día, me dio el regalo más preciado después de la libertad y el amor, la confianza. Superé mi miedo a las alturas, pero dudo que vuelva a subir cerros por alguien más, por eso y más, simplemente gracias.
__________________
Fotografía de archivo.
__________________

Esta historia en un video HD.


12 comentarios:

  1. quisiera pensar que siempre le caere bien a mis suegros, que no tendria porque no ya que no tengo nada de malo, pero solo conoci a unos , a la otra nunca la conoci y los mas importantes nunca quisieron conocerme , es mas una vez tuve que huir de la casa de mi novio , esconderme para que no me vean :(.
    --> es irremediable como un lugar puede obtener un significado tan especial , donde ocurrieron hechos e historias puede ser un viaje o una calle un parque, la cosa es volver a esos recuerdos con una sonrisa de nostalgia pensando preferentemente en lo bueno porque inevitablemente siempre que vuelvas a matucana , la recordaras.

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente, cuando uno esta enamorado, viaja, escala cerros, puentes, quebradas; creo que eso es el "poder del amor". Cuando todo acaba, solo hay que preguntarse valio la pena. Pero si haz vencido un miedo como el de las alturas, no hay nada que recriminar.

    Con respecto a las suegras TODAS, TODAS, JODEN Y JODERAN EL RESTO DE TU VIDA, Y TUS RELACIONES SENTIMENTALES.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que esta historia es enternecedora sigue asi tienes madera,ya sabes a que me refiero,conseguir lo q quiere uno en la vida cuesta como escalar montañas, cerros etc, si lo hiciste lograste tu objetivo el AMOR es asi lo unico que hay q debe hacer es seguir escribiendo no dejes de hacerlo eres lo máximo.

    ResponderEliminar
  4. Teni,

    esta historia me ha gustado más que todas. La historia es buena y por eso ahora saltan las imperfecciones en tu narración. Creo que pudiste explotar mejor a los personajes y que dedicaste más a la casa de Malena que al paraíso ese. Es por eso que este post debió llamarse "Suegras del Infierno" y no "Matucana Paradise".

    No creo que debas quitar el nombre de Malena de tus relatos, como lo hiciste antes con Blue, pero bueno, funcionó. Se pierde la continuidad.

    Pero recalco que la historia me gustó, las situaciones casi bien puestas. El relato tiene su cuerpo, aunque no llegaste a pintarme Matucana en la cabeza (lo que demuestra que este post no fue auspiciado por PerúAventura, como dicen por el barrio).

    Sigue así, pretty Lucho.

    pD. Espero el comentario de Paolo Flores. Torres de Limatambo Lt. 20 Mz. B, San Borja, a la espalda de la casa de Ximena.

    ResponderEliminar
  5. jajajajjajajjajjajajjajjaajaja me encanto tu coment rei TOTAL!! =D

    ResponderEliminar
  6. la chica es Malena, no creer todo lo que haces o hicste por ella pequeño Teni, hay cuando aprenderas, en fin. No creo que su mamá te odie del todo, si ella te escogio es porque debes tener muy buen corazón, de eso no quepas dudas un besote.

    ResponderEliminar
  7. Hola, me llamo Karen. Que te puedo decir, cuando uno esta con alguien, adquiere inconsientemente costumbres,manias,y ciertos ticks conciente o inconcientemente.Sin embargo, uno opta por ir a lugares que ha descubierto con la otra persona y que le traen gratos recuerdos.Por ejemplo cuando cumpli un mes, con Geronimo me llevo al parque de la amistad, y me dijo: " Antes que tu novio, soy tu amigo", lo bese, me parecia tan tierno, los fines de semana,siempre sus red bulls heladas,con unos luckys, extrañamente, apesar de ya no estar con el por mas de dos meses, aun antes de ir a una fiesta hago lo mismo, aunque lo extraño. Volvi a ir al parque de amistad con Rodri en chico dulce, sencillo, y tan diferente de Geronimo, aun asi, fue inevitable sentir un aire de nostalgia, recordando a Geronimo, pero si fui fue para borrar el "recuerdo de Geronimo" con Rodri en el mismo parque, si Matucana, te recuerda a ella, o no vallas nunca mas, o anda con otra chica vas a ver que va ser mas facil, olvidarla.

    ResponderEliminar
  8. ¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
    Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
    Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada...

    ResponderEliminar
  9. POr mas que no digas su nombre, si son tan inteligentes, sabran que la chica de la que hablas es Malena, hay Teni, espero que cuentes el desenlace de tu historia.En el transcurso del tiempo uno se llega encariñar, identificar, odiar, admirar, o amar a los personajes que planteas, a veces pienso que son reales, que solo cambias los nombres, a veces pienso que todo las historias solo surguen de esa cabeza de " escribidor", en fin espero tu proximo post un besoteeeeeee

    ResponderEliminar
  10. A mi... llevame donde quieras teni :P

    ResponderEliminar
  11. BUENA LA HISTORIAAA, ME ENCANTO EL POST !
    SIEMPRE DISFRUTO LEER TUS RELATOS !

    ResponderEliminar
  12. Respuestas de un sábado de fútbol por la tarde y una noche algún bar del centro de la ciudad.

    AAC: Es irremediable caerle a todo el mundo bien. Siempre he sido yo mismo, lo cual , quizás me haya traído problemas, con las suegras, que en realidad solo he tenido dos, la primera( Por cierto, la suegra físicamente mas linda que he tenido)que me era indiferente. Es decir, hablamos lo necesario, una que otra broma, y unos cordiales saludos.

    La otra suegra ( Que estoy seguro,que ha sido y sera la suegra que más me odiara,el resto de su vida, no porque haya hecho vaticinado el futuro, no obstante, desde un principio condeno mi relación con su hija, craso error, al final, las cosas que mas tenían se dieron, " espero que su hija, no luzca como ella cuando los años pasen su su juventud)

    Anónimo 1: Cuando estas enamorado, es como estar en un estado de algún estupefaciente.Ves a tu chica la misma del mundo, minimizas sus defectos, maximizas sus virtudes, sin darte cuenta te subes un bus, viajes muchos kilómetros fuera de casa, escalas cerros, te haces amigos de sus amigos, y aún así te preguntas después de todo si valió la pena, crees que sí. Aunque en el fondo te queden dudas.

    Anónimo 2:Al amor es tierno, el amor es nostálgico. Pero gracias por la palabras de aliento, por gente como tú todavía escribo, lo que sienta en ese momento, mil gracias.

    Reiner (co-autor de este Blog)La historia la escribe como todas, contra el tiempo, contra le recuerdo, pero con mucho amor. Sin embargo, Matucana no esta descrita del todo, pues sin menos preciar su belleza natural, lo que mas me atrapo del viaje fue la convivencia del fin de semana con ella, y sus dos amigos,y si perdóname por no usar el seudónimo de "Malena" al referirme a ella, creí que se sobre entendía es todo.

    Anónimo 3 : No dejes de leernos.

    Anónimo 4: Nos escogimos,pues ambos pasamos por el camino del otro.Un día sin darnos cuenta, eramos novios,al otro nos íbamos de viaje, y un día nos dimos cuenta de que, estábamos completamente enamorados, como tanto amor no puede ser verdad, hoy en día, cada uno busca encontrar de nuevo, lo que perdimos, a veces en nosotros,y a veces en otros.

    Anonimo 5:Difinitivamente,cuando uno comienza una relación es una,cuando termina es otra, te quedas con los recuerdos, cartas, regalos, obsequios,ademas, de absorber una que otra manía o palabrita que se te quedo. Con respecto a Matucuna, el lugar es hermoso, pero dudo sinceramente que vuelva a ir, Matucana es ella, y yo no quiero volver a explorar esas tierras.

    Viajes. Net: Muchas gracias, por las buenas vibras, espero que ustedes también tenga mucha suerte, le he dado un rápido vistazo su pagina, la recomiendo de antemano sigan así, éxitos un abrazo.

    Anónimo 6 : Depende quien seas. Igual gracias, un abrazo.

    Anónimo 7: Y yo que la gente deje un comentario, me hace sentir que mi mensaje, para bien o para mal es leído. Gracias.

    _______________________________________

    DESPUÉS DEL TRIUNFO DE LA "U" POR LA MÍNIMA, SEGÚN CREEN LOS ESPECIALISTA Y CO-AUTORES DE ESTE BLOG, REINER CONTARA UN DE SUS HISTORIAS MAS PERSONALES, LA HISTORIA DE UNA CHICA, UN VIAJE EUROPA, MUCHOS SUEÑOS ROTOS, Y UNA VISA.

    ResponderEliminar

Aunque sea una carita feliz... )=D